martes, 30 de noviembre de 2010

a mil por vivir





no todo es prisa,
ahora los kilómetros
son colores móviles
que perpetúan el ser.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Vectores





A 40km/h mi lengua

mis ojos, mi pulmón

                 mi cerebro y mis riñones

                  a 40km/h
una mujer

recostada en mis  hombros

A esa velocidad

nuestra historia

                no tiene registro

                             Del dolor no sabe nada.

                 Es la tristeza

                            desparramada
como un río furioso

                                       inundando calles

                     o como el amor celeste

                                                 que de la luna cuelga.


Escrito por: Roy Dávatoc, escritor peruano expresivo, directo, a veces amable, explosivo, y duramente enamorado. Te recomendamos visitar su blog, Pájaro Salvaje.

domingo, 21 de noviembre de 2010

PUERTO TRES, trova con sentimiento andino.


La trova nos suelta y nos conecta a la tierra con aquella melodía de colores y sentimientos de nuestras regiones, el arte de nuestra cultura, las lágrimas de los que callan la poesía, la música que se acaricia entre las nubes y los ríos con destino al mar que crean la vida. Aquel canto que recorre junto a la brisa del viento por los pueblos de América, hacia la sierra de los amores, hacia las sombras donde se pintan ilusiones, con un nuevo verbo que lleva la voz de los que callan, de los que crecen, de los que caen y de los que viven abriéndose camino al andar. Así la trova gesta entre su corazón y la profundidad de sus entrañas una nueva frase, Puerto Tres, un grupo trovadicto con un compromiso musical e identidad latinoamericana para cosechar y amar.

Puerto Tres nace desde la amistad, el cariño y el amor con un sendero claro, ser el canto del sentimiento andino, el silencio que no se morirá sin haber dado una batalla, la voz que no solo lleve un canto sino a todo un pueblo, aquella alma americana llena de esperanza que trascienda las fronteras para sembrar una patria nueva de canciones, con libertad, justicia y humanidad. Paco Mejorada, Mónica Cuadra y Pedro Arriola, conforman cada uno de ellos un puerto, un sueño, un camino, una palabra que juntan sus pasos para forjar un solo canto que tiene muchas cosas que decir y hacer.



El escenario está listo para que se recueste en ella la música, Mónica la mariposa de humo se pasea entre el pequeño espacio mientras deja deslizar su magia, Pedro afina el charango que está dispuesto a tocar su ritmo y Paco con una ligera sonrisa da la señal acariciando suavemente la guitarra. Todo sigue su curso con naturalidad y la trova envuelve al público en un éxtasis de felicidad infinita, algunos lloran disimulando las lágrimas, mientras la noche se prolonga en su última hora y es dulce. La música acaba en la eternidad de las oraciones de aplausos efusivos y en mi pensamiento se repite una frase fiel a mi memoria: tienen coraje, lo tienen.

Puerto Tres sigue tocando éxitos como El río y la flor, Cosas por hacer, Pobre del silencio, Tontas canciones, Desde que te conocí; tocando con una confianza y firmeza que se va  relacionando entre las voces y las palabras de las canciones, una tras otra, interpretando a grandes como Silvio Rodríguez, Víctor Jara, Violeta Parra que detienen el tiempo y abrigan calidamente la noche. Todos quedamos convencidos de que aquel trío peruano de trova, algún día no muy lejano, serán la nueva insignia del corazón Latinoamericano.


Se despiden dejando la nostalgia atrás y mostrando una clara sonrisa entre agradecimientos y viejas frases. Las emociones se desprenden entre abrazos y palabras que alumbran un futuro sendero donde tres cantos se unen y se adhieren a una sola lengua, un solo verbo, un solo puerto donde se refugia la música y los globos multicolores de América empiezan a volar. Cantan los niños, canta América, canta Puerto Tres que no se detiene y avanzan porque no solo llevan un canto, sino la voz de todo un pueblo.

Para mis amigos: Paco, Mónica y Pedro.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Al ras de la ventana


La lluvia cae sobre la ventana húmeda y reseca a la vez.
Los sueños tocan trasfondos de inimaginables cáliz de fuego
mientras la mentira retoza zigzagueante sobre los hombros del ave
y las alas quedan para el recordáis de una esmeralda vieja.

Dos miradas en silencio se curvan hacia la realidad y la fantasía
queda al olvido, las frases pronunciadas sobre el objetivo leve
sobre la manta blanca manchada de la impureza de otras veces
para conmemorar los recuerdos de la tragedia del futuro inerte.

La soledad se apodera como una feroz gata sobre el cigarro elocuente
arrastrando con ella la practicidad de las mentes en sol naciente
consumiendo los ojos cerrados, ciegos a tus besos intermitentes.
Tus besos compartidos que mis labios muerden para borrar hasta los dientes.


Escrito por: Crisálida

domingo, 14 de noviembre de 2010

La teoría del big bang

Hurtado del Blog de Pierre Castro Sandoval.

VALORATIVO: 4.5 ESTRELLAS


Supuestamente al comienzo el universo
era del tamaño de un puntito como este
que dibujaré a continuación

.

En ese puntito estaba contenido todo el universo

Un día el puntito se pudrió de todo y explotó
hasta expandirse y convertirse en esto que
nosotros llamamos hogar

Lo locazo es que aún cuando esta teoría se llama BIG BANG
no fue BIG ni BANG
y no fue BIG porque como ya dije, comenzó con un puntito
y no fue BANG porque no había aire
por donde se transportasen las ondas de sonido de la explosión

De todas maneras últimamente ando pegado con esta serie llamada
THE BIG BANG THEORY
y he hecho un dibujito al respecto:



Luego me he puesto a oír el Nocturno en Mi mayor de Chopin y he pensado:


El universo no es algo que se pueda explicar
pero es algo que se puede entender

.

Visita su blog: Hueso hueso

Neblin



Hay días en la vida en que te dicen: ¿un tecito?
tu fortuitamente respondes: cafecito.
Y te encuentras con la bruja en la estación de tren de los 70.
Por la tarde buscas amparo bajo el coche
entre la ruta 5 y el parque de la media noche
sentado en la misma banca donde los recuerdos pasean a sus mascotas
y las nanas cuchichean con las entumecidas derrotas.
De la punta de tus pies a la cabeza miras el cielo y tus zapatos
piensas un poco y difuminas las ideas luego dices: quizá sí debió ser té.
Acurrucas el azúcar en tu lengua, respiras y pronuncias tus defectos
en desorden pero siempre de la izquierda a la derecha.
Al final, alzas la muñeca y miras la profundidad en las manecillas
“Ya es hora” y dejas que la esquina se dirija un poco mas a tu destino
subes la calzada por el cuello y tientas un poco tus instintos
acechando el olor de la mañana, recorriendo vagabundo la sonata.


Escrito por: Nath Chávez Catillo
Visita su Blog Silente Latente

jueves, 11 de noviembre de 2010

ESTAMOS DE ANIVERSARIO



Hoy cumplimos nuestro segundo año y agradecemos el apoyo que nos brindan. Regresaremos con nuevos proyectos y recargados para que el Perro Negro (Yana Allqu) siga ladrando para forjar un camino donde la cultura nos haga libres, sin fronteras, sin discriminaciones y de la mano con los pueblos de América.


"Los perros ya empezaron a ladrar"

domingo, 31 de octubre de 2010

EL FESTEJO DE LA MÚSICA CRIOLLA


El tío Ricardo saca el cajón, mientras la negra María Julia anda sazonando a punta de risas y festejo el guiso de gato que tanto gusta a Paco, quien acompaña con la guitarra a su padre Abelardo, que arma la jarana que comienza a sonar en la vieja quinta de la Victoria. Los niños bailan y se recrean en el pasadizo tan estrecho del vecindario donde no caben ni las risas y todos están de pie, coreando con los cascabeles y cucharas los vals del maestro Felipe Pinglo Alva. Mechita empieza a quebrarse con dulzura en el coqueteo de sus caderas y su fiel zapateo de colores afroperuanos y por la edad de flor que tiene, todos le aplauden, todos se adhieren a su alegría y le festejan a la muñequita seductora. La tarde comienza arder  con un día claro de mediodía, y en el viejo corredor se habla un sola lengua criolla, los niños miran a sus padres y atesoran un recuerdo donde se hablará cada hora una sola raza, la de ayer, hoy y siempre.


Lima está de fiesta, la canción criolla viste de gala, las guapas limeñas lucen su belleza y gracia, las guitarras trinan de alegría, los criollos festejan y sus corazones vibran de fiesta criolla, sones de la canción popular. Lima cada treinta de octubre es la jaranera, la coronada marinera que todos bailan, de páginas de cajón que resuenan en el Rímac cuna que vio nacer a dos grandes de la música criolla, Montes y Manrique, padres del criollismo.


Entre los géneros más importantes, cultivados a inicio del siglo XX se encuentran el vals peruano, la marinera limeña o canto de jarana, el tondero y el festejo que nos identifican con aquella música que habla de lo que hoy somos. No quiero hablar de historias ni de sus orígenes porque estos ya se guardaban en nuestra tierra de sangre roja, blanca y mestiza. Ahora mientras escucho a Los Dávalos pienso en las generaciones que vendrán, pienso en nosotros y cómo vamos cultivando nuestro arte criollo. Me olvido de todo y enciendo  la radio y  de pronto escucho nuestra músiquita, doy cuenta de las nuevas esperanzas que ya empezaron a   cantar,  aquellas  nuevas promesas que tienen coraje, picardía, cajones, guitarra, peruanos y mucho Perú, lleno de danzas, colores que se siguen cultivando y festejando no solo en el Rímac, ni el lima, sino el lo alto de la sierra, en la selva junto a sus ríos y la profundidad de las costas donde todos hablamos una lengua, que hoy resuena entre las voces de los niños quienes serán los que lleven la insignia de la nueva música criolla.


La Pulga dice: No importa de qué nos disfracemos hoy, lo que quedará es el zapateo jaranero que dejaremos en nuestra vida. Saca el cajón y toca la guitarra.

jueves, 28 de octubre de 2010

Guardianes de la música Criolla

LA GRAN REUNIÓN ha reunido y grabado a diecinueve veteranos cantores que encarnan la más pura esencia del criollismo. Estos guardianes de las raíces de la música criolla, la mayoría de los cuales ronda las ocho décadas, integran la última generación de criollos auténticos, aquellos que entienden el criollismo, más que como una profesión, como una forma de vida.





Los intérpretes que participan en LA GRAN REUNIÓN recuerdan un tiempo en el que de cada barrio de Lima aún provenían formas sutilmente diferenciadas de cantar, de pulsar la guitarra, de expresar, de sentir. No es poco común oírlos hablar de una `polca victoriana´ o del ´golpe barrioaltino´, refiriéndose al sabor peculiar que le imprimían a cada género los músicos de estos barrios. Estos cantores provienen de aquellos barrios tradicionales en los que se atesora y se defiende un repertorio particular de valses, polcas, danzas y one-steps, y son portadores de la tradición musical que sus antecesores forjaron en sus propias calles.






Información sobre el disco en : http://www.sayariy.com/content/content.php?pID=1

martes, 26 de octubre de 2010

DÉJAME QUE TE CUENTE, CHABUCA GRANDA


Esta semana sentimos nuestra piel junto a la piel criolla más que nunca, a las cenizas que pasean con la musiquita del mediodía, la gloria del amor a esos cajones, el cariño inexplicable para ese pique de guitarras sollozantes por el perfume del recuerdo, nuestra música criolla a la que siempre extenderemos una alfombra de guirnaldas, por la que elegante bailará en la vereda, con su imponente hermosura, su tradición, su mestizaje, su fina raza.

“En realidad lo que yo hice, fue mantener mi mirada campesina, eso sí, me gusta”

La voz del Perú fue interpretado por un espléndido repertorio ligado a un renacimiento de la música afroperuana, con un abanico de ritmos negros, sociales, poéticos, mestizos y criollos, inmortalizados en la viva voz de María Isabel Granda, la maestra, la  buena flor, la condesa limeña, el trébol de las cumbres nevadas, que despertó en los asientos de Cotabamba-Perú. Chabuca la grande nace en la puna brava, en la piedra viva de oro, un día de los fríos invernales por el año de 1920 junto a todo lo alto de la sierra, abrigándose con tan poco bajo las montañas que inspirarían su canto andino, su folclor azul, su mirada mestiza, que hoy recordamos en sus vals de la infinita música criolla.


Cuando fui a Lima, descubrí que los niños éramos de colores y con los años me di cuenta, que qué torpeza; no hay razas inferiores ni superiores, hay características espléndidas y algunas que no lo son... de rasas.


Chabuca Granda rompe la estructura rítmica convencional del vals peruano, revelando una estrecha relación entre la letra y melodía, que fue variando con el tiempo hacia una tendencia poética, guiados por un talismán que fue aquella mujer de largos años, Doña Victoria Angulo, de raza negra y maquillada con la edad cubiertas de sabiduría, aquella canela que salía a caminar por las tardes sobre el puente viejo, la piedad del río y la alameda, quien inspiraría a Chabuca Granda a componer  La flor de la Canela.


Los jóvenes exigirán el cultivar el culto de la ciudad hermosa, tan plácida, tan nuestra, tan sudamericana, tan hispana, tan mestiza... De los mestizajes más hermosos que haya visto en mi vida, son los peruanos.


Jazmines en tu pelo y rosas en tu cara, aquella airosa caminata, la flor de la canela, que derramaba lisura y a su paso dejaba aromas al ritmo de sus caderas, los ojos azules del color cantábrico y el pelo rubio de piel nevada, con la infinita sonrisa menuda. Tú que naciste en los andes de la sierra inmensa y definitiva, tú que naciste entre los montes imperiales donde se impone el sol naciente, que alumbran a las minas del arte, minero, orgullosa siempre de tu tierra que te vistió, del agrado por la vida, de aquel ensueño del viejo puente que nos inspiró con tu lengua poética, tu vals de oro, tu mirada campesina que hasta hoy pasea por las calles limeñas del río y la alameda. Tu canción que profesa un día sin avisos, en que eschucho tu vals que mantuvo vivo el criollismo peruano y te cuento chabuca, que aquí se sigue bailando nuestra música criolla.


domingo, 24 de octubre de 2010

El tema de la semana es La Música Criolla

Porque como peruanos tocaremos el cajón hasta morir.

La Dama Misteriosa

Al principio ella fue una serena conflagración, un rostro que no fingía ni siquiera su belleza, unas manos que de apoco inventaron un lenguaje, una piel memorable y convicta, una mirada limpia, sin traiciones; una voz que caldeaba la risa, unos labios nupciales, un brindis.

Es increíble, pero a pesar de todo, tuve tiempo para decirme: ¡qué sencillo! y también no importa que el futuro sea una oscura maleza; la manera tan poco suntuaria que escogimos nuestras mutuas tentaciones fue un estupor alegre sin culpa ni disculpa, me sentí optimista, nutrido, renovado, tan lejos del sollozo y la nostalgia, tan cómodo en mi sangre y en la de ella, tan vivo sobre el vértice de musgo, tan hallado a la espera que, después del amor, salió a la noche sin luna y no importaba, salió a desmontar la anécdota, a componer la euforia, a recoger su parte del botín; más su mitad de amor se negó a ser su otra mitad y de pronto sentí que sin ella mis brazos estaban vacíos, que sin ella mis ojos no tenían qué mirar, que sin ella mi cuerpo de ningún modo era la otra copa de brindis y de nuevo repliqué :¡qué sencillo!. Pero ahora lamenté que el futuro fuera oscura maleza.

Sólo entonces pensé en ella eligiéndola y, sin dolor, sin desesperaciones, sin angustia y sin miedo, lentamente empecé como otras noches a necesitarla.

Aquel día llegué tarde; pues me quedé cenando en el Gótico, era lo que quería hacer, era muy mala la idea pero lo tenía planeado hace mucho. Cuando entré al teatro, sólo, vi un cartel que estaba repetido en cuatro paredes y era el mismo; ahí se mezclaba el trabajo de cinco fotógrafos, pero nada más, no era una propuesta, era una mezquindad comprimida y me quedé con ganas de ver a Juanjo, el director del teatro, es un buen tipo. El cuerpo se invade de soledad y da esa sensación de estar con alguna fémina, Barcelona está lluviosa y todo puerto lluvioso ahonda la tristeza.

En Mahikari hay alguno que otro poeta, Juanjo es uno de ellos, pero bueno, él es más intérprete y quieren organizar un recital. Aquella noche yo les dije que sí, leeré unos cuentos, sí, pues mi poesía es del lado oscuro del corazón y ese es un lugar de luz. La propuesta estaba en pie pero tendría que escoger bien o qué sé yo.
Esa noche quise emborracharme como en mis últimas noches, beber tequila y enamorar mujeres guapas, es algo como una ley para los poetas en esta ciudad; sin embargo, me fui a la cama con la nostalgia de la mujer que no está; recordé ingenuamente aquellas noches cuando entre mis brazos, sus brazos fueron hijos de los brazos míos, su piel se fundía con la mía y nos liberó de la condena a estar solos, aquellas noches deseosas donde mis dedos se sembraban contra sus caderas, donde mi boca bebía la savia de su pecho indefenso, aquellas noches donde la hice mía como siempre, con el mismo amor que le profané desde entonces. La nostalgia me invadía y, al verme solo, recordé también aquellas noches que estaba con mucha gente, muchos amigos, pero a la vez me sentía tan vacío como ahora, pensándola; me sentí más solo que un pez perdido en el mar; me levanté de la cama que me aprisionaba el cuerpo y me quería atar a aquellas sábanas que me recordaban a ella y me vi al espejo; ahí vi un hombre joven pero me sentí como uno de doscientos años.
A la mañana siguiente me iban a entrevistar, era muy urgente para mí, pues lo percibí como una oportunidad; pero ella seguía invadiéndome, mi mente se suspendía sólo para pensarla. En esos momentos decidí llevar a cabo mi plan para el día siguiente. Ir a mirar el mar. Tengo un caballito de tequila y me lo beberé a nuestra salud, me afeitaré con la espuma del mediterráneo. Su ausencia me hizo recordar en ese momento a esas mujeres que me han golpeado tanto y a las que tanto amé. El teléfono sonó….era mi madre, dándome las buenas noches.

Pronto amaneció, el sol empezó a salir con su luz amarilla, propia del mediterráneo y desperté para alistar mi equipamiento y enrolarme a los caminos hacia la mar. El día pasó como volando. Había llegado ya la hora del almuerzo, la tarde parecía verse más bella y recordé ir a encontrarme con Evelyn, una profesora de niños muy guapa. La esperé en la estación poco más de cinco minutos, habíamos quedado en ir a un bar-cultural, se presentaban ahí unos poetas que empezaban a salir a la luz y en el camino me encontré con Juanjo; le presenté a Evelyn, él quedo fascinado, pues ella era muy guapa, sus cabellos eran canelones dorados que hacían juego con sus ojos color miel quemada. Tenía unos ojos muy coquetos, risueños y hechiceros. Pedimos unas cervezas. Yo, por el tequila, estábame zumbando la cabeza y sin querer me comencé a descubrir ante Evelyn, pensé que me iba a abordar a golpes, sin embargo, quizá fue por la bebida, ella me correspondió con un beso que incendió mi cuerpo; mis labios los dejó ávidos de ella, así, sin pensarlo mucho, entre cuatro paredes, con una rosa en la mano, la hice mi mujer.

El arrepentimiento llegó después de consumir nuestros deseos, ella lo pasaba muy mal o tal vez sólo quería descubrirse y sentirse amada, fuimos los amantes perfectos mientras yo le susurraba al oído palabras que nunca antes inventé para el amor, con ella algo en mi brotó, debe ser lo que he guardado para la misteriosa dama que a pesar de estar llegando a la gloria con Evelyn, ella, como invasora, se proclamaba dueña y señora de mis pensamientos. Salimos acalorados por el éxtasis de aquel hotel que fue nuestro cuartel de amores fugases, nos dimos un beso y nos despedimos. Otra vez estaba ahí, solo, esperando los recuerdos para estamparlos en mi memoria. Esa noche quise ocultar mis ojos del mundo porque sólo veía destrucción en mi moribundo andar , mi pasado amarrado al recuerdo, mi futuro cantando solo, esa noche extraña de placer y buena vida cerré mis ganas para el amor y para mi renacimientos, pensé que así mis días grises se destiñeran más y mi vida iba a dejar de tornarse de un color incierto; pues hoy a sido un día como otros, lento, sin tiempo y con ausencias; me desconozco, pero me veo y no me gusta, quiero cambios, los decido, ya es hora, lo que estoy pasando no me gusta, este hombre sin fuerzas y sin ganas no soy yo; a veces en la soledad de mi cuarto, respiro hondo y quiero volar, ir a mi propio encuentro, no pensar en nada más que en mí y verme como quiero realmente ser o volver a ser; mejor retocado, reafirmado, reinventado; el trabajo que hay que hacer es duro pero ya empezó, ahora esto lo reconozco y lo acepto para agradecer por que pasa eso, va pasando y vientos con buenas nuevas llegan, todo cambia, pero mi amor por ella no ha cambiado, aún sigue extenso, nada distante en su ausencia, es hora de tomar las decisiones, sé que es duro el camino, lo sé, sin embargo debo seguir, hoy la noche y la madrugada me regalaran el sueño que fusionará mi mente, mi alma y mi corazón para encontrar en el reposo la respuesta a la táctica y a la estrategia para mañana.


Titulo de la pintura: Y al final llegó el final. Por Lucía Polanco, pintora, artista, mujer y colaboradora desde España. Te recomendamos visitar su blog, Lucía Polanco

Escrito por: Roy Dávatoc, escritor peruano expresivo, directo, a veces amable, explosivo, y duramente enamorado. Te recomendamos visitar su blog, Pájaro Salvaje

Rolling Stones - Beggars Banquet


VALORACIÓN: 4.5 ESTRELLAS

The Rolling Stones Rock'n Roll Circus por séptima vez y la cuota de placer por ver a tanto torbellino sesentero junto seguía siendo el mismo. Esa filmación empapa de canciones que emocionalmente me pegan fuerte, sin chistar y el paquete de los Stones en sobresaliente, emotivo, furioso y frenético. Desde el no expectations hasta el sympathy for the devil la experiencia es bipolar y te pide por más.

Es por eso es que recomiendo este disco de los Stones que trae gran parte del paquete circus y un poco más de ají pal asunto.
Rolling Stones - Beggars Banquet

(descarga pinchando)


Mobydick: la ballena y el viejo

Sacado de las tormentas de Mobydick de Herman Melville

¡Vigías a las cofas! ¡Todos a cubierta!

Tronando con los extremos de tres espeques empuñados contra la cubierta del castillo, Daggoo despertó a los durmientes con tales golpes de juicio Final, que parecieron salir disparados por el portillo, de tan al momento como aparecieron con la ropa en la mano.

—¿Qué veis? —gritó Ahab, volviendo la cara hacia el cielo.
—¡Nada, nada, capitán! —fue el sonido que bajó en respuesta.
—¡Juanetes y alas! ¡Abajo y arriba, y a las dos bandas!

Desplegando todas las velas, soltó entonces el cable reservado o para izarle al mastelero de sobrejuanete, y pocos momentos después le izaban allí, cuando, sólo a dos tercios del camino hacia arriba, y mientras oteaba a través del vacío horizontal entre la vela de gavia y la de juanete, elevó por el aire un grito como de gaviota:

—¡Ahí sopla, ahí sopla! ¡Una joroba como un monte nevado! ¡Es Moby Dick!

 Muchos creen que Mobydick es un cuento infantil sobre un viejo y una ballena. Pero otros, los literatos cautos y simbolistas detallistas, consideran que es una obra maestra por su representación de la humanidad en el barco, la autodestrucción del hombre moderno en el capitán Ahab y la del némesis Mobydick como un fin para la existencia.

CÓMO ME MIRAS


-           No tomes en cuenta lo de la mañana. Sabes que aquella mirada no fue la verdadera. El día avanza con melancolía y siento que no recoges la incitación, no te extravíes como niña traviesa.
-            Hoy no puedo destruir la mentira.
-            No necesitas hacerlo, solo basta que me creas.

Aquel día al despertar, ellos hicieron el amor, acaso como bestias mundanas insensatas, alojadas de carnes sin comunión humana, sin vértigo acomodado. Él se atrevió a mirarla (tan solo por instantes), sin vacilación, con detenimiento y no pudo ocultarse; mostró hastío, cansancio, aturdimiento. Cuán intensos y rudos seguían los movimientos,  pero en ambos, desde aquel momento, el amor estaba pensativo…
Por : Masterio

sábado, 23 de octubre de 2010

Una casa con vista al mar


Cómo ver el mar desde una casa, cómo escuchar las olas quebrantarse bajo las rocas estando en las praderas de los trigos, cómo mirar el océano sin conocerlo, cómo saber si existe el mar si apenas sabemos que es un sueño. La película de Alberto Arvelo muestra una ambiciosa propuesta de ver desde el mar una nueva manera de vivir, donde el aire es limpio y no hay envidia, donde la arena es justa para todos los hombres y el sabor salado del mar un manantial dispuesto para amar.
 


El transcurso de esta película venezolana se inicia tras la muerte de la madre de Santiago (María). Santiago tendrá que aprender junto a su padre Tomás Alonso un campesino que solo sabe querer su casa y calmar un buey sin hacerle daño, a enfrentar sin temores las fortunas y las desventuras del destino, cuestionando las labores de Dios y la justicia del hombre, sin embargo los designios de la vida hará que ambos, conozcan otro mundo, otro universo azul, que es el mar a donde irán a parar en busca de una vida mejor, donde juntos aprenderán a ser valientes y a liberarse de las malas horas que uno no puede evitar.



“Si en el mar se puede sembrar trigo, entonces tiene que haber bueyes Santiago y tal vez nos iría mejor” Sin embargo cuando lleguen al mar, se darán cuenta que todas las remotas ideas, las historias de las ballenas, los barcos y su inicio fuera de casa, será completamente diferente a la que esperaban. “En el mar no hay bueyes Santiago”

MERCEDES SOSA Y EL MAR


Se habla del mar y del rumor de sus olas, pero quién como Mercedes Sosa que recorrió por su arena, por su pena muda, por su espuma, por la oscuridad del mar. Mercedes en la canción Alfonsina y el Mar, echa las melodías del piano como el poema de las olas, la sal del hombre que va a jugar con las sirenas, y aquella mujer Alfonsina desprendiendo su pasión y lejanas huellas por el agua azul y abierta de dolores viejos, que se recuestan con las canciones de las caracolas de la noche, los caballos marinos, el amor, la profundidad del mar, la soledad.


Te vas Alfonsina con tu soledad
¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Y una voz antigua de viento y de mar
te requiebra el alma
y la está llamando
y te vas, hacia allá como en sueños,
dormida Alfonsina, vestida de mar.



Mercedes Sosa, nuestra negrita, siempre vistió de mar.

jueves, 21 de octubre de 2010

Las nereidas modernas

Los griegos veneraban a las nereidas, sus ninfas del mar, porque simbolizaban físicamente y espiritualmente lo más hermoso que habitaba en los océanos. Hoy, racionalmente, ya no podemos creer en mitologías, pero sí en nereidas, bellezas del mar.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Jacques Coustaeu, el descubridor del nuevo mundo

Ante todo Jacques Coustaeu lo considero un hombre visionario, entre tantas cosas, del cuidado del medio ambiente; ya hace 50 años, era una de las primeras personas que no tuvo reparo en organizar una campaña  internacional de defensa del medio acuático ante la descarga que iba hacer la antes llamada Comunidad Europea de Energía Atómica de gran cantidad de material radioactivo, su campaña fue exitosa y evito el gran daño que iban a causar esos deshechos.

Este comportamiento es una constante en la vida de Jacques Coustaeu, y lo haría merecedor de muchos premios; además de ser considerado uno de los consultores sobre los temas del cuidado medio ambiente de la ONU. Llegó a escribir un libro llamado la “Carta de Derechos de las Generaciones Futuras” que trataba de una serie de tratados de la defensa de la vida y “dignidad” de la Tierra y del ser humano.

Coustaeu fue un oficial de la marina francesa que se aventuró en 1936 a usar unos pesados tanques de oxígeno y sumergirse en el mar de la pequeña Tolón, Francia. Su inquietud aliada a su curiosidad y a un equipo de personas ingeniosas lograron desarrollar las primeras tecnologías de buceo; la escalafandra y luego sistemas más complejos; incluyendo, cámaras fotográficas y videocámaras.

Gracias a las grabaciones videofotográficas que realizó, la humanidad puedo llegar a lo más profundo de los mares y conocer lo que hasta ese entonces era desconocido; por ello, a Coustaeu se le considera el descubridor del nuevo mundo: del mundo acuático. Apasionado, describió a detalle cada área, flora y fauna y nos dejó las bases del buceo y la curiosidad de conocer más de ese “nuevo” mundo.

Jaques Coustaeu, visito en 1988 el Perú e hizo algunos estudios de especies acuáticas del Río Amazonas y el Lago Titicaca. Características de una persona que amaba lo que hacía y mostrándose de esa manera hasta sus últimos días: el mar, su barco de investigación Calypso, su cámara y su curiosidad por descubrir algo más.

martes, 19 de octubre de 2010

El tema de la semana es El Mar

Sobre el mar y sus habitantes se ha escrito mucho. Ahora nos toca a nosotros.

domingo, 17 de octubre de 2010

Rojo Carmesí


El invierno son 12 campanadas entre las piernas

el calor de una taza de chocolate que

calienta de tu boca al interior

entre el pique y el repique de las brasas

es un pleno luchar contra las llamas

vista a vista frente al fogón

y en cada respiro un suspiro y exalación

en la alfombra sube y baja de tu pecho

la peineta carmesí que juguetea entre tus dedos

no tiene risos pero en su despeinado furor

las hojas hibernales cobran más color en los umbrales

mientras el viento juguetea entre los troncos y arbustos

el invierno acerca más a los estados

frío y suda, suda frío, más que seco esta mojado

y en sus faldas deja reposando el matorral

va dejando en la memoria más recuerdo que la historia

e imprime entre las pieles su aroma a devoción

ya unidos los destellos poco a poco se separa

y se va yendo de los cuerpos su calor y su alcanfor.

Escrito por: Nath Chávez Catillo

Visita su Blog Silente Latente

sábado, 16 de octubre de 2010

viernes, 15 de octubre de 2010

Bajo la noche guajira Hemingway delira ...


Escuché a MVLL decir que el escritor no puedo realizar su labor pensando en los premios ya que le quita dirección y lo encierra en el más profundo de los sesgos, eso para empezar. 

¿Por qué elijo a Hemingway? por una simple identificación emocional con su cuento Mi viejo, porque lo siento tan cercano sin necesidad de compararlo con otra figura literaria, porque lo imagino bebiendo sin cesar y saludándome desde lejos con los ojos rojos, el aliento avinagrado y la barba descuidada, porque parte de su grandeza es también pasar desapercibido mientras lo disfrutas... 

SIMPLEMENTE VARGUITAS


“El escritor siente íntimamente que escribir es lo mejor que le ha pasado y puede pasarle, pues escribir significa para él la mejor manera posible de vivir, con prescindencia de las consecuencias sociales, políticas o económicas que puede lograr mediante aquello que escribe”.

Es grato regresar a las andadas de escribir, agitando un poco el papel y animando este cuerpo inerte, a sentirse vivo, al menos un poco, solo por esta noche. Qué mejor si empiezo refiriéndome a uno de los grandes, simples y extraños, de lejana comprensión, que hoy se configura como un clásico de la literatura peruana y mundial, sí, el characato que empezó como un aprendiz dentro de las escuelas del periodismo, mostrando sus tendencias humanísticas en la lucha y defensa de la democracia, la libertad y la justicia, en un país que despertaba dentro de un desierto de misterios, de culturas opuestas, de ciudades con perros y de casas verdes donde se comulgaba los viernes y se rezaba los domingos en la catedral.

“Quisiera que mis libros fueran buenos libros, desde luego. No es que esté jugando a modesto, pero yo no sé lo que realmente valen mis libros. Tengo indicios que son muy halagadores en muchos sentidos, pero también sé que muchas veces la suerte determina el éxito, y no el talento. Se sabrá lo que valen mis libros cuando ya no estemos aquí”.


Varguitas saboreó las derrotas como también el dolor de ellas, saboreo los remotos triunfos y renació de sus caídas, aprendió de las miserias del hombre como también de sus propios errores, rejuveneciendo su arte literario, mostrándose más sólido y confiable, afinando sus pensamientos, dejando siempre el parche que será el escudo de los corazones de la lengua española, quechua, peruana y del hombre de a pie que camina solo, con la esperanza de encontrarse con alguno de sus libros.

“Ni si quiera en estos días tenía el recuerdo que se entregaba el premio”

Mario Vargas Llosa, no será recordado por los premios, ni por los galardones puestos bajo el hombro, ni mucho menos por su propio Nobel, Varguitas quedará por su entusiasmo político, su acento de labor humanitario y rebelión, su ánimo de desprendimiento y resistencia, con una pluma comprometida hacia una alianza nueva, hacia la integridad de los pueblos por una identidad nueva, un nuevo camino donde se paseará su sombra, junto al viejo rumor de sus libros y el valor legendario de su nombre.


Hay quienes dicen que Mario dejó Perú para no mirar atrás, hay quienes dicen que Mario no estuvo cuando el pueblo gemía su sufrimiento, hay quines se persignan ante sus novelas porque piensan que son  demasiado indecorosas, hay quienes dicen que él no es peruano porque lleva puesta otra nacionalidad, pero en verdad nos cuesta reconocer que su literatura, sus lágrimas y su sangre siempre se derramaron por su pueblo, que su palabra dijo basta ante un Decreto violencia, que sus versos fueron el viento de una nueva esperanza, de la mano con las razas. Lo que no sabemos es que Varguitas siempre estuvo y estará en Perú, en cada noche del mundo y en la profundidad de su cultura, caminando con el arte, caminando con los niños, hacia una identidad donde no se toquen trompetas al momento de hacer algo, sino se hagan las cosas en reservado orden dentro de cuatro paredes, junto a un papel y una agradable taza de café.


La pulga dice: No son los premios, somos nosotros, simples y extraños... de lejana comprensión.

Nobelísimas Películas

EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA (1999)


Película basada en la novela de Gabriel Garcia Marquez.Esta película de Arturo Ripstein se beneficia de unas circunstancias que rara vez enmarcan a las versiones fílmicas de grandes obras de la literatura universal, el director mexicano y su esposa y guionista de toda la vida, Paz Alicia , no buscaron la "fidelidad al texto" sino operar sobre él todos esos grandes y pequeños cambios que siempre son insoslayables a la hora de convertirlo en otra cosa, en una cosa tan otra como lo es un fin.


 


LA CIUDAD Y LOS PERROS (1985)


La repercusión que generó hace más de veinte años no solo se debe a la correcta adaptación que Pancho Lombardi hizo, gracias al guión de José Watanabe, de la novela homónima de Mario Vargas Llosa.
 
 



Yo soy Pablo Neruda



Lastimosamente al poeta Neruda se le ha reducido a 20 poemas conocidos, pero el Nobel, el marino, el viajero, el amante furtivo es más que eso. Neruda era queridísimo por todos. Y él quería a todos: hombres, animales y vegetales.

Les dedicó poemas y odas y las inmortalizó en sus letras.

miércoles, 13 de octubre de 2010

martes, 12 de octubre de 2010

OCTAVIO PAZ, la enciclopedia mexicana

Premio Nobel de la literatura 1990

Octavio Paz Lozano, es en la actualidad, una suerte compleja de arte hispano; descrito por los críticos como: el poeta que posee el caudal de voz de Neruda; con el panteísmo sub realista y pasional de Vicente Alexandre; la fabulación metafísica de Jorge Borges; y la gallardía verbal de Vallejo.

El inicio de la vocación literaria de Octavio Paz, nace de la relación con su abuelo; el primer personaje que él mismo asocia a sus primeras actividades literarias, fue con él con quién descubrió a la mayoría de autores literarios, que luego, darían forman a su estilo; entre ellos destacan: Becker, Juan Ramón Ribeyro, Antonio Machado, Rubén Dario, Amado Nervo, José María Pereda, Cervantes, Sor Juana Inés de la Cruz.

“….la noche es morada y azul
Es de fuego y es de agua
La noche es de mármol negro y de humo
En sus hombros nace un río que se curva,
una silenciosa cascada de plumas negras…”
(extracto de "El desconocito").

La sensibilidad social y literaria de Octavio Paz es colosal, encarnando en varios poemas su infancia, adolescencia; describiendo: familiares, amigos, colegios, calles, ilusiones sobre la vida y los amores. Por otro lado, su legado y pensamiento no se limita al literario sino a lo político y social; en otras palabras, Octavio Paz es una enciclopedia del mundo mexicano, hispano y universal.

Su obra es muy amplia y variada, sin embargo las más destacadas son: El laberinto de la soledad, Semillas para un himno y Piedra de sol, El arco y la lira, Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe, La estación violenta, Las peras del olmo, Posdata, La llama doble, entre otras.

Octavio Paz nos abandona a los 84 años de edad el 19 de abril de 1998.

Pensamiento político de Octavio Paz:

“El siglo XX, ha sido el siglo de las ilusiones, pero también ha sido el siglo de las ilusiones perdidas. Los sistemas e ideologías políticas del siglo XX, han creado esquemas más o menos  geométricos, en los cuáles han querido cerrar a la realidad, y la realidad se ha vengado cruelmente. La política no es una religión; en consecuencia no puede salvar a los hombres; tampoco es una filosofía, en consecuencia tampoco puede darle sabiduría a los hombres. La política revolucionaria no puede hacer de los lobos corderos, al contrario a convertido a los lobos en lobos más lobos.  En consecuencia, yo no creo que la política pueda ofrecer una solución a los problemas fundamentales de la condición humana…..la política es el arte de convivir no el arte de cambiar”. (Extracto de la entrevista con Soler Serrano, 77-79’).

lunes, 11 de octubre de 2010

El tema de la semana es El Nobel en Latinoamerica


Hace 20 años un latinoamericano no ganaba un Nobel de Literatura. Han sido seis hasta ahora, esperemos que vengan más.

domingo, 10 de octubre de 2010

¿En qué momento se jodió el Perú? Vargas Llosa en Conversación Catedral



Prestado del Nobel peruano Mario Vargas Llosa en Conversación en la Catedral

Desde la puerta de La Crónica Santiago mira la avenida Tacna, sin amor: automóviles, edificios desiguales y descoloridos, esqueletos de avisos luminosos flotando en la neblina, el mediodía gris. ¿En qué momento se había jodido el Perú? Los canillitas merodean entre los vehículos detenidos por el semáforo de Wilson voceando los diarios de la tarde y él echa a andar, despacio, hacia la Colmena. Las manos en los bolsillos, cabizbajo, va escoltado por transeúntes que avanzan, también, hacia la plaza San Martín. Él era como el Perú, Zavalita, se había jodido en algún momento. Piensa: ¿en cuál? Frente al Hotel Crillón un perro viene a lamerle los pies: no vayas a estar rabioso, fuera de aquí. El Perú jodido, piensa, Carlitos jodido, todos jodidos. Piensa: no hay solución.


Una de las novelas monumentales de Varguitas es Conversación en la Catedral, de aquí nace la inmortal pregunta: "¿En qué momento se jodió el Perú?" ¿En que momento nacieron tantos carros, hubo tanto tráfico, tanta miseria, envidia y latrocinio? Por supuesto no hay respuesta y no la hay porque no se necesita.

Aún así, esta obra describe, citando a la Academia sueca, cartográficamente al Perú: un lugar de desconfianzas donde uno sobrevive.

viernes, 8 de octubre de 2010

Tiempos Modernos



Existe una escena en Tiempos Modernos que demuestra la tensión social en la que vivían los estadounidenses por los años 60. Aquí Chaplin, ídolo gringo, flamea una bandera roja sin darse cuenta. Desde esta memorable escena muchos políticos comenzaron a desconfiar de Chaplin porque creían que era comunista.

jueves, 7 de octubre de 2010

Macarthismo o la caza de brujas

Durante la década de los 50, en la época de la post guerra, el senador estadounidense Joseph McCarther empezó a calificar a sus enemigos políticos como comunistas (imperdonable insulto). A estas falsas acusaciones se les conoce como "La caza de brujas" o Macarthismo.

El velo de la desconfianza



Como personas que somos siempre hemos necesitado tener un sentido de pertenencia hacia alguna cosa, sea la que sea, una casa, otra persona, un perro, un pedazo de vida, un maletín y la corbata, a nuestro propio nombre y hasta a nuestra propia sombra. Necesitamos de algo que de testimonio de nosotros mismos, incluso si son solo cosas que lleven nuestras huellas digitales. Algunos optan por rodearse de amigos, de iguales que puedan dar testimonio de la vida de alguno. Pero, ¿cuál es el fundamento detrás de esta necesidad de pertenencia? Miedo, señores, miedo a descubrir que uno vive solo para sí y que no deja nada al morir. Que solo es mientras se tiene conciencia de si mismo, mientras pueda decir uno: “Hoy es Jueves, son las 9 y estoy sentado aquí, a mi costado mis amigos y en mi mano una cerveza”.

En otras palabras: inseguridad de la existencia misma. Entonces, si es que yace tan profundamente esta llaga dentro de los seres humanos, ¿cómo se pide siquiera que tengan certeza alguna respecto a otra cosa u otro ser? Si no están seguros de su existencia, que es dependiente a la atención ajena, no se puede estar seguro de alguna otra cosa menos relevante. Si la base es imaginaria, ¿podría sostener algo concreto y real? Es esta inseguridad la que nos lleva a adueñarnos de todo lo que podamos, de marcar como bestias nuestro territorio. Quizá el niño tenga miedo a la oscuridad porque en ella ya no ve a su sombra ni a si mismo, no se reconoce en ninguna superficie, ni reconocer superficie alguna, quizá ese miedo no sea a la oscuridad sino al no existir.Y, si no tenemos seguridad de algo se deriva necesariamente que no podemos confiar en algo tampoco. Desconfiamos de nuestra propia existencia, desconfiamos de los demás, desconfiamos incluso de tanta desconfianza.

Desconfianza, inseguridad, miedo, posesión; todo nace de los hombres con su patológica necesidad de buscar eternidad. La desconfianza nace del miedo de aceptarnos efímeros, de saber que si a Juanito le da amnesia dejaré de existir para Juanito. Pobres hombres, son más importantes en Juanito que en sí mismos. Así, ¿cómo esperan de ellos lo que a los seres humanos les corresponde? Y ¿por qué esos hombres tratan con tanto afán de apañar a los seres humanos? Mientras yo solo tengo que decir: Tengo mi sombra al costado, siempre me sigue, no la pienso, no la busco, no la ve más sé que allí estará.

Escrito por: Nath Chavez Castillo.

martes, 5 de octubre de 2010

El tema de la semana es La desconfianza

Si algo nos ha dejado la época de Fujimori es la desconfianza. Cualquier logro de una de estas candidatas tendrá un olor a fraude y no porque haya fraude necesariamente sino porque hace una década estamos a la defensiva, esperando a que nos ataquen.

lunes, 4 de octubre de 2010

Sueños colgados de una ventana


Ayer tuve un sueño con los ojos abiertos, estaba colgada de mi venta, mirando cautivada un cielo rosa, las nubes eran turquesas, el sol iba cayendo. Con la ligereza del viento una paloma aperturó el atardecer susurrando un canto algo incandescente a la piel de las casas que por debajo observaban. Y una visión se generó a lo lejos, un gran hueco negro que armó el lazo entre la lejanía y el tiempo; el mar que separa el todo y la nada se hizo un riachuelo con su sonido de agua corriente, tan característico! aquellos decibeles que tocan el alma y tranquilizan los pensamientos más austeros.

Cerré los ojos, me solté de la ventana y empecé el vuelo hacia aquella paloma que susurraba sueños; al acercarme escuché mis deseos, comprendí algunas verdades y sinceré los sentimientos sometiendo mi lógica ante el calor del sol que atizaba mi rostro. Luego… en un instante todo cambió, y el paso tuvo su razón, el sol cayó, fugó a calentar otras ideas y admirar otras viviendas, las nubes turquesas se aplomaron y por fin las lágrimas cayeron para abrir los paraguas. Hacía frío y me abrigaban más que los recuerdos, esa calidez casi fría.

Entonces, miraba al cielo acostada en el pastizal del bosque sin nombre. Mantuve los ojos cerrados y abrí los labios, humedecidos con un beso que recordé, uno que desea el sueño al no quedar olvidado… no dejaba de llover, pronto estaba empapada y con un salto me sobrepuse del suelo. Caminé por un sendero sin fin mientras el cielo azulado aclareció. Una nube con alas empezó un nuevo canto, susurró esta vez un arrullo, caí en sus brazos y ya dormida quede al soplo de un viento que sabe a lluvia.

La gelidez de la noche me despertó, me había quedado dormida sobre el marco de la venta, con las piernas colgadas por fuera de ella, sentí el vértigo y recordé un hermoso sueño que olía a realidad.

Mientras la soledad corre los sueños se apoderan del todo, que inexistente sólo queda como un alegoría de la realidad. 

domingo, 3 de octubre de 2010

Es hora de empezar a mover...


Para terminar la jornada electoral y no enredarnos más...
A ver si le hacemos caso a Dante Spinetta y a su pata.


"El mundo lo empieza a mover

el cielo se empieza a caer a sus pies
nuevamente es tiempo de empezar a brillar
otra vez grita mi alma! ... 
Es hora de empezar a mover

A mover el culo"

PD: Observa bien a Nelson de la Rosa :)

ENTRE LAS AGUAS Y EL SUBSUELO



Toman forma los destierros
Los tormentos y los sueños
Decantando e incantando
Por los valles y las lluvias
Gota a gota llegan al cielo
Van tronando y destronando
Al hijo bastardo de la ley
Entre cúmulos y gasas
Las heridas se desangran
Marcan paso los fusiles
Y a lo alto suena el rio
Piedras trae, me dirás
Escucha más
El muerto ya no está
Y en la cima del derroche
Va montando su alcornoque
No eran piedras ni llovía
Era el muerto que reía
En esta vida y en la otra
No veras la luna rota
Toma el té y juzga al juez
Que mi pellejo es solo espejo
Del desinterés de los paganos.




Escrito por: Nath Chavez Castillo, poeta peruana y de tinta humana. Mujer de Pasiones, reflexión, sentimiento, diálogo y vida.

Pintura de:  Paola Castillo Otoya

Visita su blog Silente Latente

sábado, 2 de octubre de 2010

Oda al culo


No suelo concordar con el prójimo varón sobre cuál es el mejor culo. Noto un gusto general por el culito escuálido de las modelos flacas.

A mí me gustan grandes, hospitalarios, macizos. Me gusta el culo balcón, que sobresale y se autosustenta como un milagro de ingeniería. El culo bien latino, rappero, reggaetón, de doble pompa viva y prodigiosa.

Me salen versos cuando hablo de culos. Quizá porque en los culos hay algo más antiguo y atávico que en las tetas, que en realidad son una intelectualización.

Las tetas son renacentistas, pero el culo es primitivo, neanderthaliano. Con su poder de atracción inequívoca, su convergencia invitadora, es un hit prehistórico. Despierta nuestro costado más bestial: el del acoplamiento en cuatro patas.

Las tetas son un invento más reciente, son prosaicas.

El culo, en cambio, es lírico, musical, cadencioso, indiscernible del meneo de caderas, del ritmo, la batida de la bossa que retrata a la garota que se aleja en Ipanema.

Porque el culo siempre se aleja, siempre se va yendo, invitando a que lo sigan. Se mueve en dirección contraria de las tetas que siempre vienen y por eso suelen ser alarmantes, amenazadoras, casi bélicas (me acuerdo de las tetas de Afrodita, la novia de Mazinger Z, que se disparaban como dos misiles).

Las tetas confrontan, el culo huye, es elegía de sí mismo, se va yendo como la vida misma y deja tristes a los hombres pensando qué cosa más linda, más llena de gracia aquella morena que viene y que pasa con dulce balance camino del mar.



Las mujeres argentinas tienen orto, las colombianas jopo, las brasileras bunda, las mexicanas bote, las peruanas tarro, las cubanas nevera o fambeco, las chilenas tienen poto. O mejor dicho, las chilenas no tienen poto, según mis amigos transandinos que se quejan de esa falta y quedan asombrados cuando viajan por Latinoamérica.

Yo mismo casi me encadeno a la muralla del Baluarte de San Francisco en el último Hay Festival de Cartagena de Indias para no tener que volver y poder seguir admirando el desfile incesante de cartageneras o barranquilleras cuyos culos altaneros merecían no este breve artículo sino un tratado enciclopédico o un poemario como el Canto General.

De las cosas que hacen las mujeres por su culo, la que más ternura me da es cuando lo acercan a la estufa para calentarlo. No lo pueden evitar.

Pasan frente a una chimenea o un radiador y acercan el culo, lo empollan un rato. El culo es la parte más fría de una mujer. Siempre sorprende al tacto esa temperatura, el frescor del cachete en el primer encuentro con la mano.

Durante el abrazo, se puede llegar a los cachetes de dos maneras. Una es desde arriba, si la mujer tiene puesto un pantalón, pero es dificultoso y lo ajustado de la tela impide la maniobra y la palmada vital.

La otra forma es desde abajo y eso es lo mejor, cuando se alcanza el culo levantando de a poco el vestido, por los muslos, y de pronto se llega a esas órbitas gemelas, esa abundancia a manos llenas. En ese instante se siente que las manos no fueron hechas para ninguna otra cosa más que palpar esa felicidad, para sentir con todos los músculos del cuerpo la blanda gravitación, el peso exacto de la redondez terrestre.



Se suele pensar que, en el sexo, la posición de perrito somete a la mujer. Pero hay que decir que abordar por detrás a una mujer de ancas poderosas puede ser todo lo contrario: es como acoplarse a una locomotora, como engancharse en la fuerza de la vida, hay que seguirla, no es fácil, uno queda subordinado a su energía, hay que trabajar, darle mucha bomba, carbón para la máquina.

Es uno el que queda sometido a su gran expectativa, absorto, subyugado, vaciándose para siempre en la doble esfera viva de esa mantis religiosa.

Una vez vi un hombre de unos 45 años dando vueltas al parque, corriendo tras su personal trainer. Lo curioso es que era *una* personal trainer, y las calzas azules de esta profesora de gimnasia evidenciaban que tenía un doctorado en glúteos. Como el burro tras la zanahoria, el hombre corría tras ella sin pensar en nada más que ese seguimiento personal. No me sorprendería que a la media hora hubiera un grupo de corredores trotando detrás, en caravana. La música de losculos es la del flautista de Hamelin.

Los hombres, con su legión de ratones, van tras ella, hipnotizados. Las mujeres saben aprovechar sus recursos.

Yo trabajé en una empresa en el mismo piso que una arquitecta narigona (esas narigonas sexys) y con un "tremendo fambeco". Ella sabía que era su mejor ángulo y lo hacía valer, con unos pantalones ajustados que dejaban todo temblando. Era una de esas oficinas cuadradas, llenas de líneas rectas: el almanaque cuadriculado, la tabla rectangular del escritorio, la ventana,los estantes, las carpetas de archivos. Un lugar irrespirable de no ser por el culo de la arquitecta que a veces pasaba camino a tesorería o a la fotocopiadora. Su culo era lo único redondo en todo este edificio de oficinas. Lo único vivo yo creo. Nunca intenté nada (se decía que tenía un novio), pero en una época yo pensaba escribir una novela con los acoplamientos heroicos que imaginé con ella. Una novela que iba a titular, con un guiño a Greenaway, "El culo de una arquitecta".

No escribí ni dos líneas de esa novela, pero sí algunos poemas que ella nunca leyó.Me acuerdo que la veía antes de verla, la intuía en un ritmo particular que tenía el sonido de sus pasos, un peso, un roce de la cara interna de sus muslos de falsa mulata. Cuando aparecía en el rabillo de mi ojo, ya sabía plenamente que se trataba de ella. Y pasaba y todo se detenía un instante, el memo, el mail, la voz en el teléfono, todo se curvaba de pronto, no había más rectas, todo se ovalaba, se abombaba, y el corazón del oficinista medio quedaba bailando. No exagero.

Además era plena crisis del 2002. Todo se derrumbaba, caían los ministros, los presidentes, caía la economía, la moneda, la bolsa, caía el gran telón pintado del primer mundo, caía la moral, el ingreso per cápita, todo caía, salvo el culo de la arquitecta que parecía subir y subir, cada vez más vivaracho, más mordible, más esférico, más encabritado en su oscilación por los corredores, pasando en un meneo vanidoso que parecía ir diciendo no, mirame pero no, seguime pero no, dedicame poemas pero no. Ojalá ella llegue a leer esto algún día y se entere del bien que me hizo durante esos dos años con solo ser parte de mi día laborable pasando con tanta gracia frente al mono de mi hormona. Y ojalá se entere también que, cuando me echaron, lo único que lamenté fue dejar de verla desfilar por los pasillos respingando el durazno gigante de su culo soñado.

Por el maestro PEDRO MAIRAL (Soho)

EL POTO, UN PERUANISMO MOCHICA



Hay que ser claros en esto, hablar de potos como de traseros es referirnos de cosas de dimensiones diferentes y de otras curvas agradables. La presente reseña está basada en el análisis de José Antonio Salas García, que esclarece uno de los tantos peruanismos que nos dejó la cultura Moche o también llamada Mochica, con fundamentos de un claro calibre de investigación, publicada en su libro Peruanismos de origen Mochica, a quien hoy evoco para abordar el tema tan controversial de la semana, de aquel embrujo que inclina nuestro cuello a torcer, aquellas nalgas que encadenan y no sueltan, y es que nuestra cultura Mochica también en algún momento de su historia giró alrededor de ellas, y es que hay potos y también hay traseros, con eso basta.

Con frecuencia cuando hablamos de potos tratamos de relacionarlas directa o indirectamente con culos, traseros, nalgas firmes y carnosas junto a otras cuentas imaginaciones mojadas, pero para nuestra cultura Mochica fue totalmente diferente. Los Mochicas relacionaron su contenido semántico a partir del significado de “testículos”, en efecto, este significado rompe todos los paradigmas de nuestro débil entusiasmo de pasiones bajas con el poto, para traernos de golpe otra imagen que atropella nuestras ilusiones. Revisando algunas definiciones que nos otorga el diccionario, podemos advertir que poto significa vasija y en cuanto a su segunda connotación está referida a trasero o nalgas con una clara premisa del mochica potos, partes pudendas (torpe, feo, que causa vergüenza)



“Sabemos que poto refería a testículo, empero por metonimia se usaba poto en tanto entidad curva para referir también a un objeto curvo como los calabazos que se usaban a manera de recipientes.” Hay un quiebre en dicha explicación, la que se divide en dos partes: la primera usada por el quechua para referirse a las vasijas pequeñas usadas para líquidos, especialmente para mate; y la segunda es para referirse del Mochica potos cuyo origen se desprende del testículo para luego adoptarlas en nuestro castellano como nalgas y porciones carnosas.

Hay que tener en cuenta la palabra poto y sus orígenes, ya que mandar al poto hoy en día a alguien, será mandar al testículo a muchos. Dejemos eso de momento y quedémonos con la clara imagen de los traseros que a veces se hacen extrañar y resaltemos lo importante, sí, lo importante, nuestra Cultura Mochica, que para muchos en su divina ignorancia se muestra como morbo censurable pero para pocos es el símbolo de la fertilidad de la tierra. Aquí les dejo la definición que propone el autor en base al peruanismo que nos dejó nuestra Cultura Mochica.

Poto: (Del mochica poto, testículo). m. NO Argentina., Bolivia, Chile, Ecuador, Par.y Perú. Conjunto de las dos nalgas. ||2. Perú. Vasija hecha de calabazo para beber chicha.

La pulga dice: Tengan cuidado a quién mandan al poto.