jueves, 10 de diciembre de 2009

LA BATALLA DE LA LIBERTAD

Si hoy hablamos de libertad, entonces tendremos que remontarnos a la batalla de Ayacucho que dio paso a la independencia, a la ruptura de los sometimientos por parte de los españoles. La batalla se desarrolló en la Pampa de la Quinua en el departamento de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824 marcando la victoria de los libertadores y así selló la independencia del Perú ya que fue el último gran enfrentamiento dentro de las campañas terrestres de las guerras de independencia hispanoamericanas que significa el final del dominio colonial español en América del sur.

Pulga – ¡Dame un plus!

Tras la batalla de Junín, La Serna tomaría el mando de las Tropas realistas y reorganizado su ejército avanzarían hacia Ayacucho; en este escenario se desarrollaría un complicado juego de estrategias, La Serna pretendía rodear a los patriotas y cortar la comunicación de estos con la costa, por su parte Sucre evitaría la estrategia realista que no tuvo mayor trascendencia.

Rasca pulga – Algo que inquieta

Los patriotas contaban con un Ejército de 5600 hombres aproximadamente, comandados por el general Antonio José de Sucre, mientras que los realistas sumaban cerca de 9500 soldados, superando en número pero no en aquel ímpetu del valor por la libertad, no se aminoraron y antes de comenzar la contienda, el general Sucre estimuló a sus tropas con una frase que finalmente fue profética: "¡Soldados: de los esfuerzos de hoy depende la suerte de América del Sur. Otro día de gloria va a coronar vuestra admirable constancia!"

Pulga - ¡corre la voz!

Cada año se escenifica la batalla de Ayacucho en la pampa de la Quinua, librada por el Ejército Patriota contra las tropas realistas. La escenificación de la batalla es realizada por varias centenas de personas provistas con uniformes de la época, quienes rinden un homenaje a los centinelas que tuvo nuestra patria, reviviendo aquella batalla que hoy no podemos olvidar, la independencia, la libertad que hoy gozamos. Quinua es un lugar acogedor que alberga parte de nuestra historia que vale recordarla y visitarla.

La pulga dice – el perro escucha

La independencia sede paso a la libertad, especialmente a una nación, a un país, un pueblo, una cultura, tal vez hoy gocemos de cierta libertad que nos heredaron los próceres de la independencia que derramaron su sangre en busca de la paz. Nuestra independencia será producto del ejercicio de nuestra libertad que mañana tendremos que defender.

Share/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada