viernes, 4 de diciembre de 2009

EL CÓDIGO INCA: AMA LLULLA, no mentirás



Parte de la actual y moderna cultura peruana está influenciada por el imperio incaico (Tawantinsuyu), nombre original que tuvo el imperio inca, que significa en quechua las cuatro regiones, que proviene de la división en suyos que tuvo: Chinchasuyo (al norte), Collasuyo (al sur), Antisuyo (al este) y Contisuyo (al oeste). La capital del Imperio fue la ciudad de Cuzco, el ombligo del mundo, por ser el centro de desarrollo de la etnia Inca desde sus inicios y su fundación. El imperio inca se caracteriza por un nivel de organización producto de su trabajo que era la fuente de la inmensa riqueza que poseían. Todos trabajaban sin distinción de sexo ni edad, siendo el trabajo dentro del Tahuantinsuyo un carácter obligatorio desempeñando por un criterio de normas, preceptos estrictos que se tenían que cumplir: Ama Sua, Ama Quella, Ama Llulla, siendo severamente castigados toda ociosidad e incumplimiento de los códigos incas hasta con la propia vida.

Pulga – ¡Dame un plus!

En el Incanato, el concepto sobre la mentira era la siguiente:

"Defecto de la humanidad que va de la mano con el ocio, ocupación de la gente que no tiene oficio menos beneficio, pues éste va de casa en casa sembrando como semilla de mala yerba la discordia, sus mentiras e intrigas son capaces de revivir a muertos y matar hasta a su madre".

Rasca pulga – Algo que inquieta

En el Tahuantinsuyo al mentiroso le arrancaban o mutilaban la lengua para luego quemarla en las brazas, cuando se convertía en ceniza, estas eran echadas al viento, asegurando que estas se esfumen, es de ese modo que se expulsaba el veneno de la falacia.

Pulga - ¡corre la voz!

El amauta David Choquehuanca y el indigenista Félix Patzi sostienen que la vida moral de la sociedad incaica ha estado orientada por tres normas fundamentales, consideradas como código de honradez, verdad y laboriosidad: Ama sua, ama llulla, ama quella: no seas ladrón, no seas mentiroso, no seas flojo.

La pulga dice – el perro escucha

El Tahuantinsuyo fue la etapa en que la cultura inca logró su mayor expansión en América, producto de un nivel organizativo que hizo del imperio inca un estado prehispánico gracias a normas básicas que hemos olvidado, una de ellas es la honestidad, el valor de no mentir. Si esperamos un cambio en nuestra actual sociedad primero habría que empezar a cultivar ciertos hábitos, ciertos códigos que dimitan tanto daño que a veces hacemos a nuestro país.

Share/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada