domingo, 18 de abril de 2010

LA DESPEDIDA


Existen y no existen,

Están y a la vez no están,

Son para llorar y para reír,

Son para callar y para gritar.

Las despedidas nos desatan

Y muy a menudo nos atan,

Las despedidas viven,

Porque primero han muerto.

Nuestra libertad nos dirige,

Nuestros actos nos concluyen,

Y nuestras despedidas son

El motor de nuevos actos

Que elegimos libremente.

Un francés nos dice que

Nuestra meta es la nada,

Mientras la trascendencia

La profesa un Danés.

Dulces o tristes,

Cortas o largas,

Inexplicables o comprensibles,

Inesperadas o previsibles,

Con un tal vez o nunca jamás,

Sea la que elijas,

La conclusión será

Siempre un fin y un inicio,

El fin de tu inicio

Y el inicio de un nuevo fin.




Share/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario